Cómo clonar plantas de marihuana fácilmente paso a paso

Cómo clonar plantas de marihuana fácilmente paso a paso

Clonar significa hacer una copia de una planta de cannabis con una parte (“esqueje”) de la planta madre. El esqueje desarrollará raíces propias y crecerá como una planta casi idéntica a la planta madre. Clonar es una forma fácil, rápida y económica de obtener nuevas plantas de marihuana.

Lo mejor de clonar cannabis es que el clon tendrá el mismo material genético que la madre, lo que significa que sus rasgos y características serán idénticos. Si tomas un clon de una planta hembra, la nueva planta también será hembra. Si tienes una planta con rasgos que te gustan, como un delicioso sabor, buena potencia o generosos rendimientos, podrás cultivar numerosas copias de esa planta.

Aunque suene complicado, hacer esquejes de una planta de marihuana es un proceso relativamente sencillo. Sólo tienes que saber cómo hacerlo. Hemos creado una guía con imágenes para que vayas siguiendo paso a paso todo el proceso de clonación.


1 – Identificar clones potenciales

Es ideal que la rama donde cortes el esqueje tenga al menos 3 nudos, si no es posible al menos 2


2 – Elegir el mejor esqueje

Elegiremos una rama que tenga unos 10 cm a 20 cm desde su punta hasta el nudo y con un espesor de entre 2,5 y 5 mm.


3 – Cortar el esqueje

Haz un corte limpio a 45º  a 2 o 3 cm por debajo del tercer nudo con unas tijeras esterilizadas. 


4 – Cortar ramas sobrantes

Corta las ramas laterales sobrantes para promover el crecimiento de las raices


5 – Recortar las hojas

Recortar las puntas de las hojas del esqueje para evitar su deshidratación  y ahorrarles gasto de energía.


6 – Poner esqueje en agua

En cuanto tengas el esqueje, ponlo en un vaso con agua para evitar que entren burbujas de aire en el tallo.


7 – Raspar la base donde saldrán las raíces

Arrancamos una o dos tiras finas o raspamos de forma delicada el lado opuesto al corte transversal de 45º para dejar sin piel esa zona.


8 – Aplicar estimulador de raíces

Mojaremos el corte del esqueje de marihuana con hormonas de enraizamiento para estimular el crecimiento radicular.


9 – Colocar esqueje en medio de enraizamiento

Esperar unos 10-20 segundos y colocar el esqueje en el jiffy o cubos de lana de roca que previamente hemos preparado, sujetando el tallo con firmeza para que no se doble.


10 – Asegurar un buen contacto del esqueje con el medio

Asegúrate de que el esqueje tenga un buen contacto con el medio, presionando de forma suave los laterales sin romper el tallo.


11 – Poner esquejes en invernadero / propagador

Colocar esquejes en un entorno cálido (22-25ºC) y húmedo, pulverizando las plantas con agua una vez al día.  Los esquejes no necesitan luz durante los dos primeros días. Después, lo mejor es usar una luz CFL débil o iluminación especial para clones y plantones. con un fotoperiodo de 18/6. El crecimiento de la raíz tiene lugar principalmente durante los períodos de oscuridad. Pasados 10-15 días verás asomar las raíces.


11 – Transplante

Si se mantienen las condiciones correctas, en 2-3 semanas, todos los esquejes deberían tener raíces visibles sobresaliendo de los bloques de enraizamiento, y estar listos para el trasplante.