Iluminación LEC: menor consumo, mayor producción, menos calor, mejor espectro natural de luz, más vida útil y más resina, aroma y sabor para tus plantas.

Iluminación LEC: menor consumo, mayor producción, menos calor, mejor espectro natural de luz, más vida útil y más resina, aroma y sabor para tus plantas.

Tras muchos años de investigación y desarrollo de nuevos materiales, llegan los nuevos sistemas de iluminación de alta eficiencia LEC (Light Emitting Ceramic) o CMH (Ceramic Metal Halide), llamados a sustituir las luces de alta presión de sodio tal y como las conocemos actualmente.

La iluminación con lámparas de tipo LEC es mucho más eficiente, hasta un 50 % más. El espectro lumínico que emiten este tipo de focos es el más completo. Frente al espectro parcial de las lámparas de sodio que sólo emiten luz en determinadas longitudes de onda, las luces LEC emiten un espectro lumínico completo similar a la luz del sol. Las plantas aprovechan al máximo la luz que reciben, incluso en longitudes de onda cercanas al infrarojo y al ultravioleta. Esto nos va a permitir una mayor producción y una mayor presencia de cannabinoides en los tricomas.

Una mayor producción y unas plantas repletas de resina son el resultado de utilizar este tipo de luces. Pero las ventajas son muchas más. Este tipo de luminarias emiten mucho menos calor y tienen una mayor penetración. Además el gasto energético es mucho menor ya que una bombilla LEC de 315 W equivale a una de sodio de 550 W y una LEC de 630 W a una de sodio de 1000 W.

Este tipo de iluminación supone la mayor revolución en el cultivo de interior desde la aparición de las luces LED. En muy poco tiempo las bombillas tradicioneles de presión de sodio serán historia.

Mejor espectro natural de luz

La iluminación LEC es la que más se asemeja a la luz solar, producen rayos UV-B como el sol, que contribuyen a una mayor actividad de fotosíntesis y al aumento del desarrollo de tricomas y terpenos en los cogollos.

La luz que producen estas bombillas es totalmente asimilable por las plantas a diferencia de otros sistemas, por ello la pérdida energética es casi despreciable. El color es totalmente natural y no distorsiona el de tus plantas, así podrás observarlas con comodidad en busca de carencias o enfermedades.

Menos calor

No emiten tanto calor por lo que la gestión climática del cultivo es mucho mas sencilla y económica ya que no necesitaremos extracciones tan sobredimensionados para eliminar el calor, ahorrando en material y disminuyendo el ruido que genera la extracción en el cultivo.

Una bombilla de Sodio HPS de 600W crea 2045 BTU de calor por hora aproximadamente, una bombilla LEC de 315W crea 1010 BTU de calor por hora aproximadamente, es decir, generaremos la mitad de calor al sustituir el kit de Sodio HPS de 600W por un kit de iluminación LEC de 315W.

Mayor producción

Las lámparas HPS de 600W ofrecen un rendimiento que ronda entre los 0’8 gramos por vatio. Las bombillas LEC 315W llegan a producir entre 1’5 y 1’8 gramos por vatio, lo cual parece una locura.

SODIO 600WLED 360WLEC 315W
Temperatura a 40cm: 31.9ºC
Producción aprox.: 0.8-1 gr/W
Temperatura a 40cm: 27.6ºC
Producción aprox.: 1.1-1.4 gr/W
Temperatura a 40cm: 27.1ºC
Producción aprox.: 1.5-1.8 gr/W

Menor consumo

Un cultivador que esté empleando un kit de Sodio HPS de 1000W. pasará a consumir 630W para sacar la misma producción de sus plantas. Por ejemplo, el consumo de un kit de iluminación LEC de 630W en los 2 meses de una floración media, saldría sobre los 40€ al mes de incremento en tu factura eléctrica y para la fase de crecimiento de 1 mes saldría sobre los 57€ es decir, un ciclo completo de 1 mes de crecimiento y 2 de floración saldría por un gasto eléctrico de 137€, un ahorro considerable en tu factura de la luz.

Más vida útil

Las bombillas LEC duran más tiempo y mantienen por más tiempo su intensidad intacta en comparación con otros sistemas de iluminación, siendo su vida util estimada sobre unas 20.000 h. de trabajo, frente a las 15.000 de los fluorescentes o 10.000 de los HPS.

Las lámparas de sodio no se recomiendas usar más de 3 cultivos, las lámparas LEC durán hasta 8 cultivos sin perdida de lumens.

Más resina, aroma y sabor para tus plantas

Las bombillas LEC producen rayos UV-B, como el sol. Para protegerse de estos rayos, las plantas generan los tricomas y terpenos (aroma y sabor) como medida de defensa, por lo que el aumento de estos, hace que la planta produzca más resina y mejore su aroma y sabor con la iluminación LEC.

El sol tiene un CRI – Color Rendering Index (Índice de Reproducción Cromática) de 100, los LEC tienen un CRI de 80-96 (80 se considera excelente). Las bombillas HPS están alrededor de 22 CRI, mientras que las bombillas normales MH sobre 65-70 CRI.

Temperatura de color y fases

Hay disponible cuatro tipos de lámparas diferentes:

  • 4200K Mixta (crecimiento-floración)
  • 3100K Mixta (crecimiento-floración)
  • 3000K Floración
  • 10.000K (estrés lumínico última semana floración)

Consejos de uso

Usa gafas de protección: Al producir rayos UV, es muy aconsejable proteger nuestro cuerpo y nuestros ojos de este tipo de emisión lumínica, por lo que procura llevar siempre ropa que te cubra el cuerpo y unas buenas gafas de protección para tus ojos. No te vas a quemar o quedar ciego cuando entres en el cultivo, pero si pasas mucho tiempo, al final se nota.

Añade Silicio a tu sustrato: Las bombillas LEC hacen que las plantas crezcan rápidamente y el Silicio está involucrada en la división celular y en la fuerza general de la planta. Es por esto que es aconsejable añadir un mejorante de Silicio a tu sustrato antes de empezar el cultivo.

Los sistemas de iluminación LEC necesitan balastros específicos, no sirve reutilizar alguno que ya tuviéramos porque estropearemos la nueva bombilla.

Los rayos UV-B se bloquean por el vidrio, por lo que no se aconseja utilizar en reflectores cerrados con cristal.