Jiffy 7 Pastillas de Turba Prensada para Cultivo | Jiffy

Jiffy 7 Pastillas de Turba Prensada para Cultivo | Jiffy

Estas pastillas de turba prensada son muy útiles tanto para para la siembra como para hacer esquejes. Están elaboradas con sustratos de primera calidad. Gracias a un aglomerante especial tienen una estabilidad y porosidad excelentes, y mantienen un buen nivel de humedad.

Desde: 1.00

Limpiar

Descripción

Estas pastillas de turba prensada son muy útiles tanto para para la siembra como para hacer esquejes. Están elaboradas con sustratos de primera calidad. Gracias a un aglomerante especial, tienen una estabilidad y porosidad excelentes, y mantienen un buen nivel de humedad.

Su uso hace el proceso del trasplante mucho más sencillo, ya que las raíces no se dañan durante el mismo,de modo que se desarrollan más sanas y más rápidamente.Los beneficios son múltiples: ahorro de tiempo al transplante, ganancia en el crecimiento (no hay parada en el crecimiento), y ganancia en la calidad de las plantas (menos riesgo fitosanitario).

Jiffy-7 posibilita el enraizamiento más rápido, gracias a la poda de aire,que estimula el crecimiento de raíces con abundantes pelos radiculares dentro de la ficha. Esto puede llegar a acortar significativamente el ciclo de cultivo, produciendo plantas más fuertes y compactas.

A diferencia de otras fichas, Jiffy-7 se presenta en un formato comprimido que permite guardar de manera fácil y segura para el siguiente cultivo las fichas que no se han llegado a usar. El almacenamiento eficiente es un beneficio de Jiffy-7, pues así ocupan menos de una cuarta parte de las fichas regulares. Las fichas jiffy se re-hidratan fácilmente a mano con un riego normal.

Todas las fichas Jiffy cuentan con un centro blando perforado, para hacer realmente sencillo hasta el uso de micro-esquejes. La red externa completamente cerrada permite transportar fácilmente las fichas sin perdida de sustrato. Además, las fichas incluyen un fertilizante especialmente formulado para proporcionar el mejor comienzo de plantas jóvenes.

Las fichas se fabrican con musgo de turba, recogidas a partir de pantanos cuidadosamente seleccionados, sometidos a una inspección rigurosa interna y gubernamental. La turba se toma de fuentes donde la tasa de regeneración es mayor que la tasa de cosecha, de forma que la ecología local no se ve afectada negativamente. A la turba se le agrega un 25% fibra de coco, dando lugar a un producto final más esponjoso y aireado.

Con su porosidad aumentada se consume menos agua y se enraíza más rápido. Jiffy-7 es un producto biológico amigable con el planeta, no es tóxico y proporciona a los agricultores alternativas económicas a los productos hortícolas de plástico u otras alternativas bio más caras.

Modo de uso


Paso 1 – Preparación de la semilla
Sumergir la semilla en un vaso con agua mineral o de ósmosis con pH 6,5 durante 12 – 24h a una temperatura de + o – 20ºC . Esta fase debe desarrollarse en oscuridad, ya que el exceso de luz puede inhibir la germinación. Un armario de la cocina puede reunir las condiciones para guardar el vaso.


Paso 2 – Preparación del sustrato
Poner los jiffys en un recipiente con agua de calidad, a 20 – 24ºC y un pH de 6,5. Puede añadirse al agua un estimulador de raíces o microorganismos, que ayudarán en el proceso. En un principio los discos flotan, pero en apenas 5 – 10 minutos, la pastilla de turba habrá absorbido todo el agua necesaria, alcanzando su tamaño definitivo para ser usado como sustrato de plantación.


Paso 3 – La siembra
La semilla se coge con cuidado, sin hacer mucha presión, con unas pinzas o con la mano bien limpia. Se introduce en el taco a una profundidad doble del tamaño de la semilla (medio centímetro más o menos). Si la raíz ha empezado a asomar la colocaremos de forma que ésta quede hacia abajo.
Es conveniente proteger los tacos en un invernadero con ventilación para mantener la humedad alta y que no se sequen en exceso. Si se aprecia que se secan, sumergirlos nuevamente en agua unos segundos.
En invernadero o no, el sustrato con la semilla en su interior debe colocarse en un lugar iluminado (bajo unos fluorescentes o tras una ventana) con alta humedad y una temperatura constante entre 20 – 24ºC.


Paso 4 – La germinación
Pasados entre 2 y 7 días la semilla estará brotando y cuando se aprecie la raíz asomando por la parte inferior, será el momento de trasplantarla a la maceta y sustratos elegidos.


Paso 5 – El transplante
Cuando la plántula haya abierto completamente los cotiledones, se trasplantará en su maceta ajustando la profundidad de tal forma que las primeras hojas reales queden a unos 3 cm por encima del nuevo sustrato.
Regar abundantemente con agua de calidad, a poder ser con un estimulador de raíces y colocar la planta bajo la luz del sol, o bajo la lámpara si su fin es el cultivo interior.
Vigilar durante los primeros días que la humedad se mantenga alta y la temperatura entre los 20 – 24ºC.