Pure Extract Bags Tamis mallas para extracción en seco | Parke de Extracciones

Pure Extract Bags Tamis mallas para extracción en seco | Parke de Extracciones

Pure Extract Bags Tamis mallas para extracción en seco | Parke de Extracciones

Pure Extract Bags Tamis mallas para extracción en seco | Parke de Extracciones

18,0040,00 IVA Incluido

In stock

18,0040,00 IVA Incluido

¡Extrae tu resina de la forma más sencilla! Parke de Extracciones nos propone estas mallas adaptables para la extracción manual de hachís en seco.
Están disponibles en tamaños de 45 × 45 cm y 95 × 95 cm con varias medidas de micraje (220, 190, 160, 140, 120, 90, 73, 45 y 25 µ).

 

Limpiar
Ver carrito

Descripción

Estas mallas de Parke de Extracciones están indicadas para la extracción manual de hachís en seco, una de las maneras más sencillas de aprovechar la resina de nuestro cultivo de marihuana.

La extracción de resina en seco es el tipo de extracción de cannabis más conocida, usada y fácil de realizar. El producto final que se obtiene en este tipo de extracción se conoce comúnmente como “dry hash”, “dry sift» o «polen».

Con este tipo de extracción puedes obtener un elevado rendimiento y un producto con mucho aroma y también sabor (terpenos), aunque normalmente con menor concentración de cannabinoides que con extracciones tipo Iceolator, BHO o Rosin.

Si el material que usas para la extracción es viejo o está deteriorado, tu extracción no tendrá demasiado aroma ni sabor. Si ese es el caso, te recomendamos usar terpenos Cali Terpenes en la extracción para enriquecer el aroma y el sabor.

Como usar la malla para extracción en seco

Para obtener los tricomas (las glándulas resinosas que contienen la mayor concentración de THC, CBD, CBN y otros cannabinoides) de forma manual se necesita un poco de paciencia y una mesa de cristal o una superficie lisa y poco porosa para que la resina no se quede pegada.

Para este proceso artesano conviene ser limpio y cuidadoso, puesto que todo lo que entre en contacto con la resina acabará en el hachís que después fumemos.

Los tricomas no suelen superar un tamaño de 70 micras, por lo que el hachís de mayor calidad lo obtendremos en ese cribado. Hay mallas de 45 o 25 micras que en estos casos darán un hachís de segunda calidad, sin tanto sabor y potencia, pero al menos no se desechará. De hecho, hay quien elabora el ‘hash’ mezclando la resina de distintos micrajes.

Básicamente lo que necesitarás para realizar una extracción de cannabis en seco es materia herbal (cogollos o restos de manicura) y una malla de micraje específico para extraer los tricomas

Una vez que hayas separado los cogollos del resto de la planta y desechado el tallo, puedes utilizar el sobrante como hojas grandes, pequeñas y otros restos como pequeños cogollos para obtener el polen que todavía hay en ellas.

Antes de empezar el proceso de extracción es imprescindible que todos los restos que vayas a utilizar estén bien secos.

Una vez secados pasaremos al segundo punto, que es congelar nuestros restos. Esta parte del proceso es muy importante puesto que a bajas temperaturas los tricomas se desprenden de las hojas y cogollos y nos harán el trabajo muchísimo más sencillo. La idea es poner las hojas y demás restos en un recipiente cerrado tipo tupperware para que la humedad del congelador no le afecte y dejarlos así entre 12 y 24 horas. ¡Restos listos para hacer la extracción!

Los cogollos deben pasar una correcta fase de secado y curado. Estos procesos son cruciales para la calidad final de los propios cogollos o su resina. La importancia de ello reside en que, a la hora de cosechar, los cannabinoides presentes en la planta se encuentran en su forma ácida – no psicoactiva –

Lo ideal es que este proceso se realice en un lugar limpio y oscuro (ya que la luz degrada el THC), con una temperatura de entre 18 – 24 grados y con una humedad relativa del – aproximadamente – 50%, durante unos 15 días.

Este método te permitirá conservar el producto final más tiempo que si fuese elaborado con agua o disolventes que se degradan más rápido. Puedes empezar desmenuzando tus cogollos y eliminando los posibles restos de humedad introduciendo la marihuana dentro de una bolsa en el congelador (esto facilitará que los tricomas se separen fácilmente de la materia vegetal).

Dispón la marihuana en la malla superior y muévela con suavidad, preferiblemente en periodos de unos 3 minutos, para ir recogiendo el polen depositado en la superficie lisa, y separando las calidades del hachís. Cada malla te permitirá recoger una calidad diferente.

 

You've just added this product to the cart: