YITH Badge

Bioleat jabón potásico ecológico muy potente | Trabe

9,0056,25 IVA Incluido

Bioleat es un jabón potásico ecológico muy potente que se aplica después del insecticida, para limpiar tus plantas eliminando así huevos y larvas que amenazan el cultivo.

Limpiar
Ver carrito

Descripción

Bioleat es un jabón potásico ecológico muy potente que se aplica después del insecticida, para limpiar tus plantas eliminando así huevos y larvas que amenazan el cultivo.

Bioleat es un jabón suave concentrado a base de sales de potasio de grasas vegetales que actúa como limpiador de uso agrícola, con uso también como mojante y humectante, y que posee una acción desengrasante, eficaz para la eliminación de las melazas producidas por los insectos presentes en los cultivos agrícolas.

El uso de este producto es muy fácil y seguro ya que no es tóxico ni para las plantas ni para personas o animales. Se puede utilizar en cualquier momento del cultivo de la planta ya que no afecta a su crecimiento.

Composición de Bioleat

  • Del 25 al 35 % de jabón suave a base de grasas vegetales y potasa soluble en agua.
  • No contiene biocidas.
  • El 100 % de sus componentes son de origen natural.

Dosificación de Bioleat

  • Agitar muy bien el contenido del envase antes de su uso.
  • Para uso agrícola 6 ml/litro agua.
  • Como mojante: 10 ml/ litro agua.
  • Como desengrasante: 10 ml/litro agua.
  • Dosis máxima: 15 ml/litro agua.

La importancia del jabón potásico en tu cultivo

Si queremos que nuestro cultivo tenga un alto rendimiento productivo y además de la más alta calidad, tenemos que proteger nuestras plantas de los efectos nocivos que puedan producirles las plagas marihuana, insectos como ácaros, pulgón, mosca blanca, trips y araña roja fundamentalmente. También debemos protegerlas de ataques de hongos como el oidio, botrytis, mildiu en marihuana y pythium. Estos agentes biológicos pueden causar daños tanto en el cultivo exterior como en el interior, pero es especialmente en este último caso donde hay que tomar más precauciones ya que, en concreto la araña roja causa mayores estragos en lugares donde la temperatura es alta y la humedad es alta.

Existe un producto de fácil uso y aplicación cuyos resultados son visibles y muy eficaces. Además es absolutamente natural, no contamina y no afecta al sabor ni a las aplicaciones de las plantas. Es el jabón potásico.

Qué es el jabón potásico: definición y formulación. Fundamentalmente es un compuesto formado por hidróxido potásico (KOH), aceite (que puede ser de girasol, de oliva, limpio o filtrado y reciclado) y agua. El proceso químico por el cual el álcali (potasa) junto con agua y grasas (aceite) reacciona se llama saponificación y es el que da lugar al jabón potásico que aplicaremos al cultivo Podemos adquirirlo ya preparado o bien prepararlo nosotros mismos. Más adelante indicaremos cómo.

Por qué usar jabón potásico: Fundamentalmente por ser un producto ecológico, no creando contraindicaciones tal y como podrían dar lugar los insecticidas químicos y porque es particularmente barato. No contiene elementos biocidas ni ataca a otros insectos que sí puedan ser beneficiosos para las plantas, como las abejas. Es más, en su proceso de descomposición produce carbonato de potasa que puede ser reutilizado como abono. En ningún caso es tóxico para las personas. Su almacenaje es sencillo porque carece de volatilidad. Por último, su eficacia respecto a la cantidad necesaria para su uso es muy notable.

Se trata de un fitosanitario o fertilizante que a diferencia de otros no tiene consecuencias demasiado fuertes para las plantas, por lo que es uno de los productos más utiliza